domingo, 19 de octubre de 2014

Desde las alturas.

Subes con esa persona a un lugar donde siempre has querido estar con esa persona (perdón por la redundancia). Y es que te paras a pensar desde ahí, desde las alturas, con esa persona...

Desde ahí arriba se ve todo distinto... Ves los coches que vienen y van, ves como el tiempo se para a su lado, ves como todo lo que siempre has querido lo tienes ahí, justo delante de ti. No, no, no... no me refiero a ver los coches ir y venir, me refiero a ella, ella es lo que siempre he querido.

Desde las alturas, a solas, ves a esa persona llorar de felicidad. Y es que no cuesta nada decirle lo que sientes, no cuesta nada ver a una persona llorar de felicidad, que sea por ti y, además, mientras verla sonreír... ¿Nunca habéis querido ver o sentir eso? Me siento afortunado porque lo he visto... Y es una de las mejores sensaciones que hay en este puto mundo.

Y es que quedarse mirando como los coches vienen y van mientras estamos abrazados, es, repito, una de las mejores sensaciones que hay en este puto mundo. Pero no es el estar mirando los coches, es el estar el uno al lado del otro, sin que ni si quiera un maldito milímetro nos separe al uno del otro, es el poder contemplar al mundo bajo nosotros mientras, desde las alturas, todo es felicidad.

Algunas personas no entenderán una mierda de todo lo que he dicho... Lógico. Hay cosas que sólo las pueden comprender las personas que de verdad sienten eso.

Me siento afortunado, muy afortunado de tenerla a mi lado. Es esa lucecita de ese semáforo que siempre está en verde, que siempre me empuja a continuar... Es esa luz que no deja de moverse a mi lado para, no sólo darme luz, sino para también para decirme en todo momento que sigue ahí.

Es que cada segundo ahí arriba se convertía en un momento. Cada segundo era infinito, como queriendo detener el momento y dejarlo estar ahí. Rodearla con mis brazos era la señal perfecta para señalar que no la voy a dejar escapar. Rodearme con sus brazos era la señal perfecta para señalar que no va a dejarme ir. Rodearnos con nuestros brazos era la señal perfecta para señalar que no hace falta sujetarnos, que una sola mirada entre los dos es mas fuerte que la más dura cadena que pueda existir en el mundo, que una sola sonrisa entre los dos es la cuerda que mayor nos ata, que un beso jura todo lo que no se puede jurar sin palabras.

Y es que desde las alturas, si tú estás a mi lado, todo me da igual. Sólo quiero detener el tiempo bajo mis pies, que todo se detenga y continuar el uno al lado del otro hasta el final del camino... sin fin.

Ver como el Sol se esconde a tu lado es ver lo insignificante que es esa luz gigante en el cielo. Insignificante porque a tu lado no es nada. Porque mis días empiezan cuando te despiertas tú, no cuando sale el Sol. Porque mis noches empiezan cuando tú te duermes, no cuando la Luna sale y el Sol se esconde. Esa Luna que te mira con envidia por ser más bonita que ella...

Sí, desde ahí arriba, desde ese lugar, que ahora sabemos que será especial, todo es más bonito por el simple hecho de estar ahí, de verte más feliz que nunca. Porque todo es horrendo, todo es feo comparado contigo, pero entonces veo tu sonrisa y veo el mundo más bonito... Pero jamás tan bonita como tu mirada, como tu sonrisa, como tú.

Desde abajo, los coches vienen y van. Desde las alturas, los dos sonreímos hasta el final... Sin fin.


Inad.


viernes, 29 de agosto de 2014

Hacía tiempo.

Hacía tiempo que no pasaba por aquí, hacía tiempo que no escribía nada, hacía tiempo que no conocía a nadie así, hacía tiempo que no sonreía...

En estos días sin estar por aquí me ha vuelto a sonreír la vida, se ha vuelto a poner de mi lado, aunque haya sido sólo un instante. El instante suficiente como para ser feliz. El instante suficiente para conocerla y para sonreír.

Es raro como las personas sonreímos más cuando tenemos a alguien al lado. Preferimos tener a alguien antes que tener dinero u objetos (aunque más de uno, esto lo negará). Y yo ahora la tengo a ella, la persona que me ha devuelto la sonrisa, la persona en la que pienso cada vez que abro los ojos al despertar.

¿No lo entendéis? Imaginad que un día os despertáis y sabéis que pase lo que pase, ese día va a ser genial. Ese y el siguiente, y el siguiente, y el siguiente, y el siguiente...Y todo gracias a esa persona, porque va a estar ahí a tu lado, protegiéndote, impidiendo que caigas, impidiendo que te derrumbes, impidiendo que te hundas. Es más, cada segundo te hace sonreír para que, ya no solo no caigas, sino para que ni si quiera tropieces.

Esa persona es la que todos esperamos, así que sólo diré una cosa: Quien no vea la luz, quien no tenga ganas de nada, quien se sienta solo/a o hundido/a... Espera, porque tu momento llegará.

Siempre he pensado que el significado de la vida es el amor. Pensadlo. Nuestra vida se basa sólo y únicamente en el amor. Amor hacia amigos, hacia familia y... hacia esa persona especial. Amor a los tuyos. Al final mueres y, ¿qué te queda? Una única cosa: El amor que has dado y has recibido a/de esas personas... Esa es la mejor recompensa de la vida, saber que has hecho feliz a los tuyos.

Por eso quiero dar las gracias a esa persona, porque ahora me hace feliz y, seguramente, lo seguirá haciendo día tras día. Por eso, gracias. Aunque, como sé que no las aceptarás, te lo agradeceré cada día de nuestra vida, cada segundo, intentando hacerte feliz.

Hacía tiempo que no sonreía tanto...

Inad.

jueves, 29 de mayo de 2014

Vienen y van

Hay personas que vienen, personas que van, personas que se quedan y personas que son como el intermitente de un coche, unas veces están y otras no.

Naturalmente, si tengo que elegir, me quedaría con las personas que se quedan, con las que están desde el primer día para cualquier cosa, con las que dan todo por ti, con las que están en las buenas, en las malas pero, sobre todo, en las peores.

Ya, ya lo sé. Todos nos quedaríamos con ese tipo de personas. Por eso corrijo y no me quedo con ellas, me quedo con un tipo de personas intermedio... Esas personas que vienen y desde el primer momento sabes que se van a quedar para siempre... Algunas de esas personas ya están en mi vida desde hace tiempo, desde hace mucho tiempo. Pero en los últimos días he encontrado a una persona así, que desde el primer momento pensé que es una de esas personas que nunca se van, de las que vienen para quedarse.

Y es que, decidme la verdad, ¿a quién no le gusta tener personas a su lado? Personas que se parezcan a ti, que compartan contigo cualquier cosa, personas que son muy valiosas, claro está...

Sí, me refiero a esas personas. Esas que sabes incluso la fecha en la que la/o conociste... Aunque, bueno, en realidad de esas sólo tengo dos personas, porque las demás las conozco prácticamente de toda la vida o en algún momento no muy preciso y no puedo saber bien la fecha... 
Esas personas sabes que te marcan. Siempre. No hay excepciones. Para bien o para mal. Las que te marcan para mal, son las que al final se acaban yendo. En cambio, las que te marcan para bien, son las que te acaban haciendo compañía para siempre... 

Seguramente haya personas de estas leyéndome. Sólo quiero deciros que, aunque no suelo decirlo mucho, os quiero, sois importantes para mi, llevéis mucho o poco tiempo en mi vida.

En fin, no me pongo más sentimental, que al final no acabamos jajaja. 

Sólo os dejo un consejo, no dejéis escapar a esas personas. Tragaos vuestro orgullo en las discusiones, reid con ellos/as, apoyadlos/as siempre... Y sobre todo, no dejéis que caigan en el olvido...



No he escrito una gran entrada, pero al menos he dicho lo que quería. Gracias a los que me leéis y a esas personas que, seguramente, se habrán dado por aludidas... Gracias, en serio.

Inad.

miércoles, 21 de mayo de 2014

"Que nadie robe al cielo ese azul..."

¿Alguna vez os habéis parado a mirar el cielo?

A mí eso me encanta... Si está despejado, es bonito; si hay nubes, es bonito; si es de noche, es bonito; si está lloviendo, es bonito.

¿Nunca habéis sentido la lluvia sobre vuestra cara? No me refiero a ir corriendo por la calle porque no quieres mojarte, sino todo lo contrario. A ir tranquilamente andando bajo la lluvia porque no te importa mojarte. Es de las mejores sensaciones del mundo. Te sientes libre, notas como las gotas recorren tu cara y es una sensación que solo se puede describir con la palabra "libertad".

Una canción de Rulo y la Contrabanda dice "Que nadie robe al cielo ese azul". Yo, prefiero tomármelo SIEMPRE como una metáfora de el cielo como un estado de ánimo, es decir, "que nadie nos deprima nunca". Prefiero tomármelo así, porque me encantan los días grises con sus gotas en los cristales, con su vaho en las ventanas, con sus tardes de música, película (o lo que sea) y sofá. Me encantan esas noches de lluvia de fondo mientras estoy en la cama, esos despertares con el agua golpeando las ventanas o, simplemente, ese olor a tierra mojada.

Algunos me dirán loco, raro, tonto, gilipollas... A saber. Y sí, puede que esté loco, sea raro, tonto o incluso gilipollas, pero nadie puede quitarme el gusto de andar bajo la lluvia siempre que pueda ni de sentirme libre cada vez que el cielo descargue su llanto sobre nosotros.

Hay pequeños detalles que marcan la diferencia. Pequeños detalles como el que acabo de mencionar. Hay detalles que, simplemente, te hacen desconectar del mundo, te hacen apagar lo que tienes ante los ojos y viajar a tu propio mundo, en el que te sientes verdaderamente libre.

Algunos ahora mismo estarán pensando "¿Y a dónde quiere llegar este?". A ningún sitio. Ya sé que en las demás entradas solía dejar algo al final, pero en esta no, sólo quería compartir esa experiencia.

Bueno, venga, en realidad sí que os quiero dejar algo aquí:

A veces, basta sólo con levantar la vista al cielo, con contemplar las estrellas, ver las nubes moverse o la lluvia acariciar tu cara. Con ese simple gesto para sentir más y mejor la naturaleza, se puede desconectar del mundo y sentirte un poco mejor aunque sea durante un pequeño instante, fugaz, efímero, que a penas dura unos segundos, pero que te llena como ningún otro...

Inad.

lunes, 28 de abril de 2014

A la larga

Intentaré ser breve aunque, al final, siempre me alargo...

Como dije en la primera entrada de este blog, aquí pongo lo que necesito sacar de dentro. ¿Qué tengo que sacar ahor? Simple...

Siempre me ha gustado (y me gusta) hacer lo posible por que las personas a las que quiero sonrían. También he hecho lo posible por evitar que esas personas caigan, que se depriman, que vivan "amargadas" (por decirlo asi). Incluso ha habido veces que he mandado mi vida a la mierda con tal de alegrar o ayudar a alguien. Lógicamente, he recibido un gracias y mucha valoración EN ESE MOMENTO.

Ahí quería llegar.

La mayoría de esas personas me lo agradecen en ese momento, a corto plazo. Pero A LA LARGA, les he dado igual, no valoran lo que hice en aquel momento.

Es más, alguna persona incluso me ha pisoteado después de todo lo que hice por esa persona. (Si alguien se da por aludido, por algo será).

¿Sabéis lo que jode dar todo por alguien y recibir patadas a cambio?

Si hay algo que me duele en la vida, es eso... Que no se valore a la larga lo que he hecho.

En fin, aquí termino la entrada, he dicho que no me quería extender mucho y ya he sacado lo que necesitaba...

Me despido con una frase:

"No des por hecho algo que parece claro en el presente ni pienses que alguien nunca te dañará, pues el tiempo a todos nos abre los ojos tarde o temprano aunque duela".
Inad.

miércoles, 16 de abril de 2014

Es jodido...

Es muy jodido mirar al pasado, mirar fotos y saber que todo aquello no va a volver nunca más. No porque no se pueda, sino porque yo tampoco quiero que vuelva, no lo permitiría...

Miras fotos y ves sus ojos... Y lo único que piensas es que antes los veías a diario frente a ti y besabas sus labios, pero ahora ya no queda nada. Entonces una especie de escalofrío recorre tu cuerpo y una extraña sensación inundan tus ojos. No, no son lágrimas; es impotencia por no haber podido hacer nada...

Tiene unos ojos que no olvidaré jamás. El simple hecho de mirarlos, de tenerlos delante de los míos, me daba tranquilidad, no necesitaba nada más a mi alrededor. Con eso me bastaba. Era una sensación realmente inexplicable...

Lo que es más jodido es el saber que has desaparecido de su vida por su culpa. Saber que has hecho lo posible para mantener la amistad y que esa persona lo ha mandado todo a la mierda. Es jodido.

Nunca conseguiré entender como una persona puede pisotear a otra teniendo en cuenta que, esa otra, ha sido su único apoyo durante mucho tiempo, que esa otra ha sido la única persona que la ha querido, la única persona que le ha dado cariño, la persona que más cariño le ha dado, la persona que más la ha querido, la persona que sólo se preocupaba por su bienestar dándole absolutamente igual lo demás.

Nunca entenderé como después de todo eso, después de preocuparme más por ella que por mi, haya desaparecido todo.

(Y la verdad es que no es sólo eso lo que no entiendo. Hay millones de cosas que nunca entenderé pero no vienen al caso, quizás lo ponga en otra entrada...)

Es jodido ver como tu echas de menos cada puto momento todos los días mientras la otra persona se la pela absolutamente que hayas sido parte de su vida durante un tiempo, se la pelas tú (para ser exactos). Ves que mientras tu sigues pensando en todo aquello, ella sigue disfrutando.

Pero, ¿sabéis lo que es aún más jodido? Ver fotos, ver mensajes, ver objetos antiguos que pertenecen a esa época y no poder evitar pensar.

Es jodido que hayas olvidado en días lo que fui para ti durante meses.

Lo único que no es jodido es que no volveré a caer en la trampa. Dicen que el ser humano es la única especie que tropieza dos veces con la misma piedra. Dos veces. Ni una más. No pienso volver a caer en la trampa. Y aunque duela decirlo, para mi has acabado (aunque siga pensando en aquellos momentos). Adiós.

Inad.

lunes, 31 de marzo de 2014

Mi puta vergüenza.

Parece obvio de lo que trata esta entrada, ¿no?

Odio tener tanta vergüenza, odio ser tan extremadamente tímido... Me encanta conocer gente y mi timidez me lo impide. Pero no sólo me impide eso, también me impide hablar con esa chica, esa persona con la cual me derrito cada vez que la veo cruzar.

Y es que, me pareces guapísima. La verdad es que no sé si me gustas o no. No lo sé. Sólo sé que cada vez que te veo, ya sea por la calle o en alguna foto, me entra esa cosa que no sabemos describir, esa sensación de "mariposas". Pero no son mariposas en el estómago, son por todo el cuerpo. La verdad es que no sé si me gustas o no, porque no sé qué es esa sensación. Cada vez que te veo sólo soy capaz de sonreír, ponerme rojo y decir "hola" o "adiós".

Otra cosa que odio: Ponerme rojo. Lo odio total y absolutamente.
Cada vez que alguien me habla de algún tema relacionado con alguna chica (aunque ella no me guste), me pongo rojo. Cada vez que tengo a alguna chica delante, me pongo rojo. Cada vez que sacan algún tema relacionado conmigo (sea cual sea), me pongo rojo... Es algo que me gustaría que no me pasase, es algo que no debería pasarme. ¿Por qué me pasa eso? La verdad es que no tengo ni idea.

¿Y qué? ¿Qué quieres que haga si me da vergüenza, si cada vez que te veo me pongo rojo, si no soy capaz de decirte esto a la cara (o a la pantalla)? Pues me tengo que joder. Tengo que esperar el día en el que tú me preguntes algo, tengo que esperar a que me hables tú o... Dejar la vergüenza a un lado y hacerlo yo pero eso es muy difícil. Tanto que me hables como que yo deje la vergüenza a un lado.

Todo se contradice. Odio ser tímido y vergonzoso, pero a la vez me gusta... No soy como la mayoría de chicos que, hablando claro, se la pela todo y van de "guays". La verdad es que me gusta no ser como ellos, no ser ese tipo de persona inhumana casi sin sentimientos.

Hablando de sentimientos, casi se me pasa. Odio ser tan extremadamente sensible... Creo que no debería tener tantos sentimientos porque me afecta todo demasiado, ya sea bueno o malo. Si me pasa algo bueno, puedo estar con la sonrisa puesta un largo periodo de tiempo. Pero si me pasa algo malo, me pasa lo mismo, puedo estar con el bajón durante un largo periodo de tiempo.
Soy una persona bastante extraña.

Odio mi puta vergüenza, mi puta timidez, el no ser capaz a decirte nada, el decirte sólo estupideces cuando hablo contigo.

Lo más gracioso de esto es que, seguramente, tú ni si quiera sepas que hablo de ti...

Ojalá algún día me quite esta vergüenza aunque sea durante unos minutos. Ojalá algún día diga "voy a intentarlo" y, al intentar conseguir algo, lo consiga. Ojalá algún día sea la otra persona la que me hable a mi. Ojalá algún día tenga suerte. Ojalá...

Inad.

lunes, 17 de marzo de 2014

Nada en el vacío.

Últimamente no me siento igual. Últimamente hecho muchas cosas de menos, muchos momentos, muchas risas, muchas palabras, mucho cariño...

Estamos en unas fechas que no son muy felices para mi y eso no ayuda, al contrario, empeora mi estado de ánimo.

A veces siento que se ha perdido un trozo de mi ser, que yo no voy a ser el mismo. Pero luego levanto la cabeza y veo a tanta gente sonreír que pienso "si ellos pueden, ¿por qué yo no?" e intento sonreír por encima de todo. Pero hay momentos en los que ves fotos, objetos, vídeos, incluso una simple canción basta para recordarte todo aquello que se fue, todo aquello que parecía tan real y tan perfecto que pensé que nunca acabaría...

A veces siento que no soy nada... Que antes estaba completo y ahora no soy nada... Nada en el vacío para ser exactos. Siento que no hay nada a mi alrededor y que yo tampoco soy nada, siento que a veces la vida no tiene sentido.

La verdad es que mi mente es un 50% ese pensamiento de vacío y un 50% un "pa'lante y que le den, a sonreír". Es fácil hacer que la parte de vacío predomine un día pero, por el contrario, es muy difícil que la parte "optimista" lo haga. Eso es lo que hace que muchos días me encuentre tan solo, tan vacío, tan sin sentido, tan nada en el vacío...

Sólo deseo que esto pase pronto, que alguien aparezca en mi vida y me alegre todos los días, que vuelva a brillar el sol en esta cueva oscura, que el río vuelva a fluir con total normalidad.

Inad.

lunes, 3 de marzo de 2014

Carnaval, carnaval, carnaval te ¿quiero?

Estos carnavales tengo muchas cosas en la cabeza... Son fechas que deberían ser alegres, pero las circustancias no lo quieren así... También hay cosas a parte que me rondan la cabeza...
Los sentimientos que tengo ahora mismo no sé ni expresarlos, son difíciles de expresar. Es más, no sé ni lo que siento...

Por un lado una de las chicas que me gustan (ya dije que eran dos), me he dado cuenta de que ella no es como yo pensaba... Mientras que la otra chica sigue conmigo igual que siempre, tan amable y cariñosa como siempre, tan ella.

Estos carnavales también me estoy dando cuenta de que no quiero esos típicos lios de una noche... Todo el mundo dice "yo quiero liarme" mientras que yo pienso "yo me siento solo y quiero una persona que me quiera de verdad". Paso de líos, paso de tonterías de una noche, paso de "me enrollo con una/o para decir que soy guay".

Estos carnavales me estoy dando cuenta que lo que de verdad está ahí es la amistad... Sobre todo me di cuenta de ello las últimas horas del sábado...

También me estoy dando cuenta de lo solo que estoy, de lo poquito que importo... Hay pocas personas que de verdad me "quieren" o que realmente lo demuestren y eso son cosas que marcan... Y más, siendo estas fechas (ya he dicho que deberían ser felices pero no lo son)...

En definitiva: Estos carnavales estan siendo jodidos y a la vez bonitos... Ojalá acaben siendo verdaderamente bonitos.

Inad. 

martes, 25 de febrero de 2014

Ya no más.

Cada vez que intento creer en el amor, cada vez que intento rehacer todo, cada vez que intento sonreir algo me sale mal, algo me lo echa todo a perder. ¿Y sabéis lo que digo? Que ya paso. Ya no más.

He decidido que si alguna chica me quiere, si a alguna chica le gusto, si alguna chica se interesa por mi, espero que me lo demuestre. Yo no intentaré nunca más demostrar eso de "me gustas". Cada vez que lo intento, me sale mal.

Esperaré a que alguien se me acerque, aunque veo que con la suerte que tengo, no lo hará nunca nadie...
Ahora mismo me gustan dos chicas, no lo voy a negar, pero no voy a intentar nada con ninguna de las dos. Sé que si yo no lo intento, ellas tampoco lo harán, pero prefiero vivir pensando que eso ocurrirá antes que vivir sufriendo porque yo lo hago y no sale bien.

Ya me he cansado de siempre fallar cada vez que intento algo con alguna chica... Ya no más.

Inad.

viernes, 21 de febrero de 2014

Aclaración sobre el blog

A ver, últimamente me han estado diciendo "vaya gilipolleces que pones en el blog" o "a nadie le importa esas cosas" o "¿tú estás tonto? yo no sé de dónde sacas tantas gilipolleces".

Solo tengo una única cosa que aclarar: Si no te gusta esto, si te la pela, no me leas y ya está.

Este blog lo creé para poner mis pensamientos, mis tonterías, lo que se me pasa por la cabeza. Así que, si te parece una gilipollez lo que hago, no lo leas y punto.

Dicho esto, quiero dar las gracias a las personas que me leen y no tienen una mala opinión sobre lo que hago.

Un saludo:

Inad.

miércoles, 19 de febrero de 2014

A mis lectores

Hola a todos los que me leéis.

Sé que a todos nos pasan cosas malas y cosas buenas, pero en nuestra mente, por alguna extraña razón, se suelen guardar mejor las malas que las buenas.

Os quiero proponer algo que yo llevo haciendo desde que empezó el año. Os lo digo en plan "Arguiñano" jaja:

Material necesario:
- 1 hoja (o 2 si puede ser)
- 1 bolígrafo verde
- 1 bolígrafo rojo

Pasos:
Cada cosa buena que nos pase, poner un palito VERDE en una hoja. 
Cada cosa mala que nos pase, poner un palito ROJO en otra hoja.

¿Cual es la finalidad? Comparar al final del año las cosas buenas y malas que nos han pasado para comprobar que no todo es tan negro como lo vemos y quemar esa hoja con palitos rojos.

Espero que os guste la idea y una última cosa:
A FINAL DEL AÑO PONDRÉ UNA ENTRADA CON MIS HOJAS. ESPERO LOS COMENTARIOS EN LA ENTRADA DE QUIEN LO HAGA TAMBIÉN (los comentarios pueden ser anónimos).

Espero que os vaya bien y, como siempre, aquí seguiré desahogándome y poniendo mis tonterías.

Inad.

lunes, 17 de febrero de 2014

Desahogarme entre palabras

Os suena esa famosa cita de "los sueños, sueños son", ¿verdad? Pues para mi, los sueños, no son sólo sueños...
Para mi los sueños tienen un significado, siempre tienen algo detrás de todo eso, detrás de esas imágenes, una detrás de otra, todas tan organizadas. Si no tuviesen significado, ¿por qué nos transmiten emociones? ¿por qué nos despertamos con esa sensación de que es real?

Hay muchísimas teorías que dicen que los sueños en realidad es lo que pasa en un universo paralelo, como si cuando nos durmiésemos, nuestro alma se separase de nuestro cuerpo y viese lo que ocurre en otras dimensiones, en otros universos.
En realidad eso es sólo una teoría que es difícil de creer, en cambio, yo tengo otra teoría... Creo que los sueños son para ayudarnos en nuestra vida, para advertirnos de cosas que han pasado o pasarán.

Bueno, dejo de aburrir al personal y voy a lo que iba...

Hace tiempo, hace años, hace ya más de cuatro años, soñé con una chica... Siempre la he tenido en mi mente... Su pelo, su cara, sus ojos, su dulzura... 
Hasta ahora, he relacionado a esa chica con una ex-pareja, pero... siempre me faltaba algo para relacionarla al cien por cien, ese algo, ese toque... ¿Qué toque? Ahora lo sé... Tiene rasgos que coinciden, pero vistos de cerca no son los de la chica de mi sueño... 

Ahora, una vez más, esa chica de mi sueño la estoy relacionando con una chica de mi mundo real, una chica que... me atrevería a decir que es ella, ya que soñé eso cuando la vi por primera vez, hace más de cuatro años... ¿Es ella? No lo sé. Sólo sé que si es ella, me hará feliz, como en mi sueño... 

Yo me tomo los sueños como señales y siempre me ha funcionado... Siempre que he soñado que alguien se iba, era porque necesitaba sacar de mi vida a esa persona. Siempre que he soñado con que, por ejemplo, tocaba la guitarra y era feliz, era porque hay algo que relaciona mi felicidad con la guitarra. Siempre que he soñado con que me cambio mucho de ropa, es porque mi vida necesita un cambio.
Y así es, todo eso me ocurre de verdad y, al igual que esos sueños me intentan ayudar, creo que el sueño de esa chica, el soñar con esa chica tan perfecta, significa que tengo que luchar con uñas y dientes si es necesario por ella.

Os preguntaréis ¿quién cojones es esa chica? Eso sólo lo sé yo... Lo llevo guardado en mi interior durante cuatro años... Es esa chica que hace que sea tímido simplemente con verla a lo lejos... 

Siempre he pensado en ella, desde que la vi por primera vez... Pero siempre la he visto como una chica demasiado perfecta para la imperfección que yo soy, siempre la he visto como una chica que se merece mucho más de lo que yo soy.

Hace unos días publiqué una entrada sobre ella... es esta -> Click aquí. Trata sobre... sobre ella, sobre sus preciosos ojos, sobre todo lo que son.

Y, bueno, días después, escribí otra entrada sobre ella. Esta fue una "indirecta" para que, si ella "presiente" que es ella de quien hablo y siente lo mismo por mi, me diese una señal... es esta -> Click aquí. En los días siguientes no recibí ni una sola señal... Nada. Y me sentía vacío... Días más tarde ocurrió algo, pero no creo que tenga absolutamente nada de importancia, ya que no hay "respuesta" a ese dame una señal...

En fin, si alguien me lee se preguntará ¿a dónde quieres llegar con esto? Pues a ningún lado, simplemente me quería liberar un poco, desahogarme entre palabras y, mi sitio de desahogo es este blog.

Esperaré esa señal el tiempo que haga falta...

Inad.

martes, 11 de febrero de 2014

Crítica a la sociedad actual

Aquí estoy otra vez. ¿Qué creéis? ¿Que voy a publicar otra entrada más como las demás con temas de amor y de vacío y cosas así? Pues no, esta vez vengo sólo a "criticar" algo.

Lo que vengo a criticar es la sociedad actual. ¿Por qué? Os cuento...

Hace no más de dos años, todo el mundo llamaba "friki" al que jugaba a Pokemon o a juegos de roll, a quien le gustaba el manga, a quien le gustaba leer, etc... Ya sabéis por donde voy...
¡¿QUÉ COJONES PASA AHORA?! Pues ahora pasa que esa panda de subnormales que antes se dedicaban a "insultar" (por así decirlo) ahora juegan a Pokemon porque "soy original y siempre me ha gustado", juegan a esos juegos porque "me parecen divertidísimos", ven manga porque "eh, que yo siempre he sido así", leen libros porque "uff me meto en las historias a tope"... ¿De qué vais? A ver, para empezar, NUNCA os ha gustado eso, NUNCA habéis escuchado Rock (eso es otra, ahora les ha dado por escuchar Rock...), NUNCA habéis sido así. ¿POR QUÉ INTENTÁIS SER ALGUIEN QUE NO SOIS? ¿Eso es originalidad? Eso es no tener vida, así de claro. Cada vez que veo a alguien de ese tipo, simplemente me entran ganas de vomitar.

Por cierto, no sé qué hacer para llamar la atención, pero no importa, porque como ahora todo el mundo tiene Twitter, pues pondré unos cuantos tweets diciendo que mi vida es una mierda y me quiero morir. ¿EN SERIO? A ver, gente, hay gente que pone esos tweets porque SÍ SIENTEN ESO. Y eso, es un desorden psicológico llamado depresión (en algunos casos puede incluso ser ciclotimia o, bueno, ya sabéis, patologías depresivas). Pero vosotros... claro, como así os hacen caso, pues voy a poner esas mierdas por ahí.
Sinceramente, eso es una auténtica gilipollez. Dejad de poner tonterías y vivid vuestra vida, JODER, que sois jóvenes y toda esa mierda que ponéis no vale de nada. Llamar la atención, ¿para qué? ¿Tan simples sois que necesitáis que alguien os "mire" para sentiros importantes? Siéntete importante por ti mismo, joder, y sé quien quieres ser, no quien puedas ser por MODA. Porque toda esta mierda es una puta "moda". Todos esos que ahora hacen eso, antes se movían por la moda de escuchar Rap e ir con los pantalones cagaos'.

La sociedad en la que vivimos ahora es una sociedad que se mueve por modas y, eso, es lo más triste. No hay que dejarse mover por una moda estúpida, sólo hay que ser uno mismo, JODER, y si a alguien no le gusta PUES QUE NO MIRE.

Otra "moda" que me jode muchísimo ahora es la gilipollez (incluida a la de "voy a llamar la atención") de hacerse cortes, autolesionarse. A ver, al igual que lo que he dicho antes, las personas que hacen eso suele ser por problemas de depresión, NO POR UNA PUTA MODA. Las personas que lo hacen para llamar la atención y/o por moda, sólo tienen el nombre de gilipollas, con todas las letras.

Pero es que ahí no acaba la cosa. También tenemos la moda estúpida de adelgazar (esta "moda" afecta especialmente a las mujeres). Ahora todas quieren que se les noten las costillas, las vértebras, las clavículas... ¿QUÉ COÑO DECÍS, POR DIOS? O sea, que una puta cuenta de Twitter (famosa) pone fotos así diciendo que eso es precioso y vosotras, por moda (porque es por moda) ¿YA QUERÉIS ESTAR ASÍ? Chicas, UN POQUITO DE CABEZA. Para empezar: Tú eres como eres. Si te ves gorda y quieres adelgazar, adelgaza un poco, pero CON UNOS LÍMITES, joder. O sino, no adelgaces, eres como eres, eres tú misma y quien te quiere te va a querer siempre tengas el cuerpo que tengas, ENTERAOS DE UNA VEZ. Eso de primeras.
De segundas, ¿es que no sabéis que a los chicos no nos gustan las chicas delgadas? ¿no sabéis que nos gusta una cosa normal? Eso de que se vean los huesos no nos gusta absolutamente nada. Pero claro, una cuenta famosa de Twitter pone que eso nos encanta y vosotras os lo tomáis como moda o, algún gilipollas como la típica cuenta del tipo de gilipollas como "Otro guapo suelto" (cuentas que me parecen patéticas) dice "a mi las mujeres me gustan que sean delgaditas" y vosotras perdéis la cabeza.

En serio, ¿a esto hemos llegado? ¿hemos llegado a depender de lo que la sociedad quiera que seamos? ¿tan simples somos? Por favor, dejad las putas modas y sed vosotros mismos.

Simplemente, me parece que vivimos en una sociedad patética de la que sólo se libran unos cuantos.

Inad.

viernes, 7 de febrero de 2014

El pasado, pasado queda

Hay un momento en el que te das cuenta de que el pasado está y estará en el pasado siempre, que no debes mirarlo más a no ser que sea algo que te haga sonreír.

Hay un momento en el que sabes que debes dejar de mirar cosas que te recuerden ese pasado, un pasado que, a veces, dudas de si debería haber estado ahí o no, un pasado que pasado está.

Siempre decimos que vivimos el presente, pero os estáis engañando a vosotros mismos, siempre vivimos en el pasado aunque sea de una manera inconsciente. Creo que es algo que debemos cambiar en todos nosotros, no sólo en mi. Si todos pensásemos en el presente y en el FUTURO en lugar de en el pasado, creo que viviríamos mejor y más felices. Se nos olvidarían esos pensamientos de "¿y si me pasa lo que la otra vez?" o "es que eso me dolió mucho". Hay que vivir como si eso no hubiese pasado, sin olvidarlo, ya que son lecciones de vida, simplemente apartándolo de nuestra mente y dejando paso al presente y al futuro.

¿De qué vale pensar en el pasado si eso no volverá? ¿De qué vale pensar en el pasado si eso pasado está? ¿De qué vale pensar en el pasado si no le hace bien a tú estado de ánimo?

Lo importante es lo que tenemos ahora y lo que vendrá que, sin duda, vendrán cosas buenas y cosas malas, pero siempre habrá buenas y es por esas cosas buenas por las que hay que vivir siempre hacia adelante.

Una vez, un conocido me dijo algo que quiero compartir con vosotros: "Si te sientes mal, triste, nostálgico, dolido, lo que sea, haz algo: ve a dar un paseo al campo tú solo y avanza por un camino sin mirar atrás, ese es el camino de la vida y cada piedra que pasa, se queda atrás, ya no vuelve, al igual que los momentos atrapados en el pasado. Cada piedra y cada bache se quedarán ahí atrás y tú seguirás hacia adelante sin mirar atrás, ya que eso no importa, lo importante está adelante, tu destino, donde quieres llegar no atrás donde todo está ya pisado y sólo queda el recuerdo de "he pasado por ahí". Y si alguna piedra te ha hecho mucho daño, simplemente dale una patada y sácala del camino y sigue hacia adelante."

Y es que la vida es como un camino... Siempre caminamos, aunque en realidad miremos hacia atrás de vez en cuando... Nos tenemos que quitar esa manía y mirar siempre hacia adelante, sin importar que no se vea nada en el horizonte, al final, está nuestro destino y, quién sabe... Quizás a lo largo de él te encuentres cosas realmente gratificantes...

Inad.

martes, 4 de febrero de 2014

Día mundial contra el cáncer

Al parecer hoy es el día mundial contra el cáncer... Ese gran hijo de puta que se ha llevado a tantas personas...

Algunas personas se fueron para descansar y otras, tras luchar, se quedaron un poco más de tiempo para seguir con los suyos.

Esta entrada se la dedico a mi abuela, la cual ha conseguido vencer el cáncer de mama en dos ocasiones. Es una de las personas más fuertes que conozco, luchadora y muy capaz de todo.

Te dan la noticia y te sueles derrumbar, piensas que ya está todo perdido, que no hay motivo para seguir adelante pero, mi abuela no hizo eso. Ella luchó y luchó y siguió adelante. Es una de las lecciones más valiosas que me ha dado: No darse nunca por vencido e intentar salir del bache siempre. Es una lección que todos deberíamos seguir siempre, una lección que debemos aprender, una lección que debemos aplicar día a día a nuestros pequeños (o grandes) problemas cotidianos.

¿Sabéis qué? Siempre hay que llevar una sonrisa puesta. En los momentos más duros es cuando las personas que te aprecian y quieren, quieren verte sonreír... Nunca hay que perder la esperanza POR NADA DEL MUNDO y siempre hay que luchar con esa sonrisa como espada y la ilusión como escudo.

Hoy es el día mundial contra el cáncer. A todas esas personas que lo han sufrido y se fueron, quiero decirles que fueron fuertes e hicieron lo posible y gracias por cuidar de los suyos desde donde quiera que estén. A las personas que lo han sufrido y lo han superado: Sois increíbles, no hay mayor fortaleza y superación que la vuestra. Y, a las personas que lo están sufriendo o lo sufrirán (ya que desgraciadamente eso pasará): Sed fuertes y nunca tiréis la toalla, a ninguna persona que os quiera le gustará veros tristes, regaladle vuestra mejor sonrisa y luchad como sólo vosotros sabéis.

Ojalá algún día, este hijo de puta desaparezca...

Inad.

viernes, 31 de enero de 2014

La vida en verso

La vida es un pequeño instante
un instante que pasa fugaz
fugaz ante nuestra mirada inocente
inocente de que todo saldrá.

La vida es injusta con lo justo
la vida no siempre es legal
la vida, si te descuidas, te da un susto
estate ojo avizor o sino te ganará.

Si tu mirada inocente se despista
ella, la vida, te va a atacar
te atacará sin condiciones
te atacará sin piedad.

La vida nos va a dar muchos palos
mas sólo lo podemos aceptar
sólo podemos agachar la cabeza
agachar la cabeza y volver a caminar.

Aunque todo pinte negro
el negro es un color también
no olvides nunca el secreto
el secreto de la vida, ese es.

El secreto es ese
el negro es un color también
y aunque a ti no te lo parezca
puede quedar bien.

Mira siempre hacia delante
porque lo pasado ya no está
en cambio el presente
es el que siempre estará.

Y si hablamos del futuro
no te quiero ni contar
pues, amigo, aunque resulte duro
no sabemos que vendrá.

Y como lo que vendrá no sabemos
sólo podemos avanzar
pues si retrocedemos unos pasos
nos cogerá la oscuridad...

Inad.

jueves, 30 de enero de 2014

Mundo, dame una señal

Normalmente la gente dice "Dios, dame una señal". Yo soy agnóstico, es decir, ni creo ni dejo de creer. No sé lo que hay ahí fuera... Así que yo digo: Mundo, dame una señal.

Me gustaría recibir una señal... Ahora mismo mis pensamientos dicen una cosa y mis sentimientos otra... Me gustaría saber que hacer pero no puedo, necesito una señal, la señal que me diga que hable con ella o la que me diga que no lo haga. Necesito salir de dudas pero no quiero arriesgarme, por eso sólo quiero una maldita señal.

Ahora sólo quiero olvidar todo, olvidarme del pasado e intentar enfrentarme al presente y al futuro, pero me da miedo y no puedo sin esa señal. Ahora es el momento de cambiar, pero no puedo sin esa señal.

¿Nunca habéis tenido ese pensamiento de "LO VOY A HACER" pero algo dentro os lo impide porque no estáis seguros, como si necesitaseis una señal? Pues así estoy.

Sólo puedo decir lo siguiente: Quiero hacer lo que me haga feliz, olvidarme del pasado e intentar conseguir quitarme el miedo de hablar con esa persona que creo que me gusta.

Sé que me entendéis porque a todos les ha pasado algo así o parecido... Necesito una señal.

Mundo, dame una señal...

Inad.

miércoles, 29 de enero de 2014

Tengo ganas de...

¿Sabéis de qué tengo ganas? Tengo ganas de coger mi cámara de fotos, secuestrar a alguien (ya que no accedería voluntariamente) e irnos al campo a hacer fotos y pasar la tarde haciendo el tonto.

No hay cosa que me guste más que hacer el tonto con alguien a quien quiero, sea quien sea.

Tengo ganas de reír a carcajadas por tonterías, de sentir el aire en mi cara mientras me golpea ese sol de invierno que da calor, pero no calienta... Vosotros me entendéis...

Tengo ganas de respirar tranquilidad, de poder sentir que todo va bien y que nada puede estropear ese momento.

Tengo ganas de todo y a la vez de nada... Tengo ganas de poder ser ese gilipollas al que no se le quita la sonrisa de la cara, ese gilipollas que se ríe por todo y hace reír a todos para sentirse bien tanto por él (porque ayuda) como por la otra persona (porque ríe).

¿Sabéis por qué las personas siempre dicen "mira el gilipollas ese como sonríe", o "al gilipollas ese se la pela todo", o "el que se ríe por todo es porque es gilipollas"...? Porque los gilipollas, son a los que se les tiene envidia porque siempre sonríen.

Tengo ganas de tantas cosas que me faltan fuerzas para ello. Ojalá algún día vuelvan y pueda hacerlo, ojalá pueda volver a hacer lo que hacía hace un tiempo con una sonrisa.

Tengo ganas de ser gilipollas.

Inad.

Como son las cosas...

Como son las cosas... El año pasado por esta fecha era el chico más feliz del mundo. Ahora, simplemente soy un chico más en este mundo...

Hay momentos en los que me dan ganas de no volver a creer en el amor, de no enamorarme nunca más, pero es imposible. Siempre hay una persona que te atrae y, sí, la hay ahora mismo... No, no es bonito, no os equivoquéis... No es bonito por el simple hecho de que tengo miedo de volver a pasar otra vez por lo mismo y acabar más hundido aún.
Cada vez que salgo de una relación, salgo más hundido que como salí de la anterior y ese es mi miedo: empezar de nuevo algo y salir en estado fatal de esa relación.

Antes confiaba en mi mismo, ahora me da miedo incluso coger amistad con otra persona... Como son las cosas...

Quizás algún día me arme de valor y te pregunte si quieres que nos conozcamos mejor, quizás algún día me atreva. Mientras tanto, seguiré mirándote desde lo lejos, esperando unas palabras tuyas, unas que, cuando llegan, me hacen volver a creer en el amor pero que cuando no están, vuelvo a inundarme en mis pensamientos, vuelvo a recordar el pasado.

Mi corazón dice una cosa, mi cabeza otra y mi alma simplemente dice "aléjate, al igual que otras personas te han hecho daño, esta podría ser otra más"...

Y ahora, los pensamientos de Inad se resumen en una de mis canciones favoritas (os la dejo abajo)...

Mientras espero el momento de recobrar fuerzas... Te miraré tras el cristal del restaurante Citylite...


Inad.



IV (by Zwitter)

Hoy la entrada no la escribo yo, hoy la escribe un amigo. Espero que no le importe que haya cogido prestada su entrada y la haya pegado aquí.

"No puedo más. Hoy he vuelto a tocar fondo y sentirme tan solo como normalmente me siento.

Es jodido seguir avanzando y seguir hacia delante cuando sabes que casi nadie está pendiente de ti nunca. Que sí, que mucho: "Joe, si necesitas algo dímelo". Pero no. Creo que no es tan difícil notar que no estoy bien y hacer la simple pregunta: "¿Necesitas hablar?".

Por otro lado, no sé cómo lo hago, pero siempre acabo dejando mi completa felicidad en manos de alguien y en cuanto ese alguien falla un día y me hace sentir un poco mal, me derrumbo y no soy capaz de sentir un mínimo de alegría o pasión por nada y o único que me apetece es desaparecer y no dejar rastro detrás.

Nadie dijo que la vida fuera fácil, pero tampoco dijeron que iba a ser una grandísima mierda.

Z."

Fuente: http://elrincondezwitter.blogspot.com.es/

martes, 28 de enero de 2014

Sus ojos...

Una canción de uno de mis grupos favoritos dice "en el corazón de tus pupilas veo lo que cualquier mortal soñó tener"...

No pueden ser otras pupilas mas que las suyas. Sólo pueden ser sus ojos. Sus ojos de ese color verde, un verde extraño que no es completo, un verde que no ocupa la totalidad de su iris...
Es un verde pasión. El rojo pasión se queda corto con el color de sus ojos. Es un color que hipnotiza, que te atrapa hasta que caes en lo más hondo de esas pupilas.

En el corazón de tus pupilas veo lo que cualquier mortal soñó tener... Cualquier mortal y cualquier inmortal... En el corazón de tus pupilas puedo ver todo lo que he deseado siempre. Mientras que toda la maldad del mundo está ahí fuera, en las calles, todo lo maravilloso de este mundo está atrapado en tus pupilas...

Ojalá ver esos ojos cada día al despertar. Ojalá revivir ese sentimiento de felicidad en mi. Ojalá tú aquí...

Sus ojos... Sólo sus ojos... Amor atrapado en un color, color atrapado en unos ojos y, yo... Yo atrapado en ellos.

Inad.

domingo, 26 de enero de 2014

¿Amor? ¿Para qué?

¿Para qué empeñarte en darle todo tu amor a una persona?
¿Para qué esforzarte en que esa persona sea feliz gracias a ti?
¿Para qué valen tantos besos si al final no significan nada?
¿Para qué todo eso?

¿Amor? ¿Quién lo quiere si al final te hace daño?
¿A quién le gusta si al final se acaba?
¿Quién es capaz de sonreír cuando ves que a la otra persona le ha dado todo igual?
¿Quién es capaz de sonreír cuando ves que has sido un simple juguete, como si no hubiese sentido nada nunca?

Cuando pasa el tiempo después de ese "adiós", te vas dando cuenta de que todo fue mentira, de que sí, había amor, pero no por parte de los dos.

¿Amor? ¿Para qué? Para sufrir viviendo. Para vivir sufriendo.

Inad.

sábado, 25 de enero de 2014

Los dos planetas

¿Sabías que la luna de mi planeta siempre brilla? ¿Sabías que mi sol nunca luce? ¿Sabías que en mi planeta hay estrellas de día? ¿Sabías que no hay nubarrones?

Y es que mi planeta es distinto... En él vivo de noche y duermo de día. En él los sueños son reales y tu sigues estando a mi lado o, simplemente, nunca has estado. En él todo es perfecto. En él tengo confianza. En él soy yo quien manda...

Es una pena que ese planeta sea sólo imaginario, sea sólo la parte buena de mis sueños, sea sólo el planeta al que viajo el veinte por ciento de las veces que duermo. El otro ochenta por ciento, viajo al planeta malo, al que se acerca a nuestra realidad, al que me muestra lo malo, lo que me hace pensar y sentirme mal.

De momento nada del planeta bueno se ha cumplido, nada es real... En cambio, del malo, se cumple todo, incluso los abandonos que nunca iban a pasar. Aún así no pierdo la esperanza de que en mi planeta bueno, un día, uno de esos sueños consiga saltar la barrera de la realidad y se cuele en mi vida. No pierdo la esperanza de recuperar la felicidad, sea de una u otra forma.

Cada día, una lucha... Una lucha por ganar a esa barrera que impide que el sol pueda brillar...
Algún día lo conseguiré y espero que vosotros también, porque lo último que se pierde es la vida, pero antes de ello, la esperanza. Así que es a esa esperanza a la que hay que aferrarse para que esas nubes se vayan y por fin, entre tantos nubarrones, veas el sol salir.

Inad.

jueves, 23 de enero de 2014

Aún recuerdo cuando...

Aún recuerdo cuando me decías que yo era todo lo que querías. Aún recuerdo cuando decías que eso no tendría fin. Aún recuerdo cuando me decías "te quiero sólo a ti". Aún recuerdo cuando jugábamos como críos. Aún recuerdo cuando corríamos por las calles "peleándonos". Aún recuerdo cuando te subí a hombros aquel día. Aún recuerdo cuando salías de tu casa entusiasmada. Aún recuerdo cuando era feliz. Aún recuerdo cuando me sentía querido. Aún recuerdo cuando lo era todo para ti.

Ahora... ahora es sólo eso, recuerdo.
Ahora... ahora lo has conseguido, ser "feliz" sin mi. No depender de mi, como querías.

¿Dónde quedó esa sonrisa y esa sinceridad, esos momentos y esos "soy incapaz de mentirte"?

Aún recuerdo cuando eso estaba aquí...

Inad.

lunes, 20 de enero de 2014

El momento del día...

Todos sabemos que, normalmente, el momento del día en el que nos da por pensar es la noche, el momento del día en el que más negativos somos es por la noche, el momento mas del día más "oscuro" es por la noche...

Normalmente yo me paro a pensar en las personas de mi alrededor y me doy cuenta que, sin contar a mi familia, las personas a las que verdaderamente importo las puedo contar con los dedos de la mano.
También suelo pensar los errores que he cometido a lo largo de mi vida y todo lo que he hecho a lo largo del día. Cuando hago eso, cuando pienso lo que he hecho durante todo el día, acabo sacando un dato, el cual mide la diferencia de cosas buenas (o aciertos) y malas (o errores). Efectivamente, ganan las cosas malas (o errores) sobre las buenas (o aciertos); efectivamente, no soy una persona que haga demasiadas cosas bien; efectivamente, cometo errores; efectivamente, soy humano.

El momento del día en el que todo es oscuridad, tu cerebro funciona mejor. Mejor para sí mismo, no para la persona, ya que puede causar daño (aunque no físico).

Y es que, algo tiene la noche que nos hace pensar y reflexionar. Por eso quiero dejar aquí escrita una especie de "reflexión": 'Mira a tu alrededor. ¿Ves lo que te hace feliz? Si es que si, ¿por qué sabes que te hace feliz, por qué sabes que es esa sensación? Quizás esa felicidad sólo te la proporcione parcialmente, es decir, esa felicidad es una copia de la primera y verdadera felicidad que recibiste. Por eso: busca esa primera y verdadera felicidad y deja que tu vida se inunde de esa sensación en lugar de sus copias.'

Inad. 

jueves, 16 de enero de 2014

Vacío

¿Alguna vez os habéis sentido vacíos? Es una sensación extraña... Es una sensación que no tiene sentido...
Cuando te sientes vacío sabes que tienes personas que te hacen feliz, cosas que te alegran, momentos que te encantan... Pero, en el fondo, te sientes total y absolutamente vacío. Sientes que no tienes nada y que estás solo aunque, como ya he dicho, sepas que hay esas cosas...

Cuando te sientes vacío sólo quieres refugiarte... Refugiarte o desaparecer. Hay gente que se hace "desaparecer" autolesionandose, llorando, enfadándose con el mundo o, simplemente, quedándose sentado mirando a la nada, sin hacer nada. Yo, en cambio, me refugio... Hay personas que se refugian en esas mismas cosas (autolesiones (tanto físicas como psicológicas)), pero yo tengo tres métodos de refugiarme: enchufar mi guitarra y tocar, ponerme música o dormir. ¿A quién no le gusta la música? ¿A quién no le gusta dormir? Es la mejor manera de refugiarse en uno mismo...

Esta entrada se la dedico a todas esas personas que sufren día a día esa horrible sensación de sentirse vacío. Sólo tengo que decirte una cosa: no tires la toalla, no abandones y, por nada del mundo, "desaparezcas"... Cada marca en tu muñeca, cada lágrima en tu mejilla, cada mirada perdida, cada expresión de rabia, podría haber sido una cara de felicidad con la música, una sonrisa con un libro, un sueño en tu almohada, un momento con tus amigos. Nunca es tarde para seguir adelante y siempre hay que pensar en esas cosas que tenemos pero a veces no queremos admitir que las tenemos, hay que pensar en esas personas, en esas cosas, en esos momentos, en lo que te llena...

Vacío... del verbo "vaciar"...

Una ultima cosa para todas estas personas: Si te sientes vacío, acuérdate de que verbo viene y vacia tu mente de esos malos pensamientos. Cambiemos el significado de esa palabra. Que cuando digas "me siento vacío" sea "me siento vacío de pensamientos malos", que signifique que eres fuerte.

Todos vosotros... Valéis mucho.
Inad.

Fuera problemas

Otro día más, aquí estoy, frente al ordenador, estudiando, con un café al lado.

Normalmente no puedo concentrarme bien y escribo, así que, aquí me tenéis. 
Suelo distraerme en mi mente imaginando cosas maravillosas, mirando al cielo o, simplemente, pensando en mis pequeños "problemas".

Todos tenemos problemas, ¿no? En mi caso no creo que tengan mucha importancia, pero el tiempo me ha enseñado algo. ¿Queréis saber el qué?

Nunca os paréis a pensar demasiado en esos pequeños (o grandes) "problemas". Sé que no es fácil, pero hay que intentarlo. Así podremos sacar adelante nuestro día a día y apartar esos problemas que sólo nos van a traer mal. Sólo nos traen mal porque nos inundan la mente de malos pensamientos. Sed felices y disfrutad de las pequeñas cosas de la vida.

Inad.

miércoles, 15 de enero de 2014

A veces...

A veces pensamos cosas sin querer, a veces creemos cosas que no pasan. Otras veces, en cambio, pasan cosas que ni si quiera llegamos a imaginar. 

El ser humano es así, estúpido por naturaleza y, creo que puedo afirmar con gran certeza que, yo, soy uno de esos estúpidos.

A veces soy estúpido por pensar cosas, otras por no pensarlas, quizás ahora sea estúpido por todo a la vez... Pero si no pensásemos, ¿qué sería de nosotros? Y si pensamos demasiado, tengo la misma pregunta, ¿qué sería de nosotros?

A veces pienso que habría pasado si en algunos momentos de mi vida me hubiese parado a pensar o, si en otros, no hubiese pensado y hubiese actuado por instinto.

La respuesta de esta pregunta que, seguramente, todos nos hacemos, está en nosotros mismos... Sólo podemos aprender de nosotros mismos, de nadie más. Por eso, a veces, es bueno pensar en el pasado, en los errores que hemos cometido y, así, quizás en el futuro actuemos mejor...

Aunque sólo sea a veces...

Inad.

Normalmente... Hay excepciones.

Normalmente cojo un lápiz, un papel y algo de beber. Ahora me tenéis aquí escribiendo, ahora me podéis leer.

Os abro mi mente, mis pensamientos. Los pensamientos de Inad.

Ahora será teclado, monitor y algo de beber, ahora ya no sólo lo leo yo, ahora lo leéis todos vosotros.
Espero que os gusten mis tonterías varias (ya que yo lo considero así) y que me visitéis a menudo.

Un saludo, Dani   Inad.